Tips para usar correctamente el champú en seco

El champú en seco puede llegar a se un gran amigo de quienes tienen el cabello graso. Ya sea en su versión en spray o en polvo nos puede ayudar si tenemos alguna emergencia o vamos a contrarreloj y nuestro cabello simplemente no está en su mejor momento. Aquí encontrarás unos cuantos tips para usarlo correctamente.

El champú en seco está viviendo su particular momento de gloria. Y no solo porque ahora sea una herramienta básica de styling para dar volumen y crear textura, sino porque su uso como producto de emergencia se ha popularizado hasta el extremo. Antes puede que costara más confesar que se usaba este spray para alargar el aspecto de ‘pelo limpio’ entre lavado y lavado, pero ahora es algo mucho más habitual. Ponemos varios ejemplos. Hay tops que le han jurado devoción eterna (Stella MaxWell y Taylor Hill, entre ellas); francesas como Jeanne Damas que dicen usarlo para salvar su flequillo cuando el pelo no está limpio; actrices como Gwyneth Paltrow que lo tienen siempre a mano para solventar esos días en los que no tienes tiempo para lavarte el pelo, y estilistas que lo usan hasta en las alfombras rojas (por explícita petición de algunas celebs).

Sin embargo, y aunque prácticamente ya no queda fémina en la Tierra que no lo haya probado alguna vez, son muy pocas las que conocen de verdad su correcto modo de uso. “Lo dicen todos los fabricantes de champú en seco pero es algo que no se suele hacer: estos productos necesitan un tiempo para actuar y absorber la grasa”, nos explica María Baras, directora de Cheska. De ahí que aplicarlo por la noche, antes de irte a la cama –y no por la mañana como se suele hacer la mayoría de las veces– sea el truco que asegura que quede natural y sin restos de polvo blanquecino.

  1. Lo más importante es que el producto llegue a la raíz del cabello. Para eso, es imprescindible masajearlo después de disparar el spray.
  2. Antes de apretar el botón asegúrate de que el bote de champú está alejado de 8 a 12 pulgadas de tu pelo para evitar la típica mancha blanca que probablemente has visto a más de una en el metro.
  3. “Es buenísimo para las que tienen flequillo. Esta parte del cabello se engrasan en seguida porque lo tocamos todo el tiempo”, explica el experto.
  4. Un buen truco para distribuirlo de forma uniforme es aplicarlo sobre el cepillo.
  5. No se aplica como la laca, rociando sin pausa sobre toda la cabeza si no con unos suaves toques, que dependerán de la cantidad de pelo que cada uno tenga.
  6. “Yo siempre lo aplico antes de usar tenacillas o la plancha, hace que el pelo parezca mucho más grueso”, dice Townsend.
  7. Los expertos lo usan siempre para conseguir volumen y textura en peinados como esas ondas playeras que todas buscamos conseguir.

Yo es algo que hago habitualmente –y confieso que queda mucho mejor y menos apelmazado si lo hago así y no directamente por la mañana–, y es un truco que suscriben las usuarias avanzadas de este producto. De hecho, así lo explica una curiosa web dedicada íntegramente al champú en seco, Best Dry Shampoo: “La mejor forma de usar el champú en seco es antes de acostarse. Si no tienes planeado lavarte el pelo a la mañana siguiente, aplica champú en seco por la noche. Eso absorberá la grasa del pelo mientras duermes y por la mañana solo tendrás que darte un retoque en las raíces y peinarte de forma habitual”. Y por si no quedaba claro en este frase, María Baras nos lo confirma: por la mañana tendrás que cepillar tu pelo aunque, si lo prefieres, “puedes ahuecarlo directamente con los dedos”.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *