La cúrcuma lucha contra la inflamación: aquí esta cuánto debes tomar y con qué frecuencia para obtener mejores resultados

Puedes utilizar la cúrcuma en su curry, pero es bueno saber que es probablemente uno de los remedios naturales más antiguos de la historia.

La cúrcuma ofrece una amplia gama de beneficios, y es un agente anti-inflamatorio brillante. Se añade a muchos productos cosméticos, recetas, y algunas personas les gusta usarla para curar sus heridas, reducir el dolor / inflamación o incluso tratar el cáncer.

La cúrcuma está disponible en varias formas, y te diremos cómo obtener lo mejor de ella.

La esencia de la cúrcuma

La curcumina es uno de los compuestos más poderosos de la cúrcuma, pero no es la única bondad que contiene esta especia. También se encuentra en el jengibre y otras plantas saludables.

La cúrcuma ofrece numerosos beneficios para la salud, y les damos algunos de ellos:

  • Efecto antiinflamatorio
  • Potencia anticancerígena
  • Tratamiento de alergia
  • Alivia el dolor de la artritis
  • Trata la depresión
  • Controla la diabetes
  • Reduce el riesgo de ataques al corazón

Cúrcuma e inflamación

La inflamación es la respuesta de tu cuerpo a una dolencia. A menudo es severa y terca. Hay dos tipos de inflamación: aguda y crónica.

La inflamación aguda se produce después de las lesiones, y puede ceder al instante. La inflamación crónica, por otro lado, es persistente y puede molestarte durante meses y años.

En la mayoría de los casos la inflamación conduce al cáncer, al asma, a la artritis, a la obesidad, a la enfermedad cardíaca, especialmente si es crónica.

El Dr. Mercola explicó que el cáncer y los problemas cardíacos no son más que el resultado de una inflamación crónica que de alguna manera “intoxica” tu cuerpo con los radicales libres.

Raíz de cúrcuma y suplementos

Los suplementos de cúrcuma sólo se centran en la curcumina. Estos te darán alrededor de 500mg de curcumina. Una cucharadita de polvo de cúrcuma sólo puede darte 15mg.

La cúrcuma pura es siempre una mejor opción que la cúrcuma en polvo, pero algunas personas no pueden soportar su sabor. Ésa es probablemente una de las razones por las que la gente busca los suplementos.

Los productos de cúrcuma contienen aceites esenciales.

No utilice suplementos de cúrcuma en los siguientes casos

  • Embarazo (los suplementos aumentan el riesgo de aborto involuntario)
  • Problemas para concebir
  • Cálculos biliares / Enfermedad de la vesícula biliar
  • Próxima cirugía (no tomes cúrcuma si tu cirugía es en dos semanas)
  • Aspirina y otros medicamentos que evitan la coagulación (la cúrcuma aumenta el sangrado y los moretones)
  • Problemas de estómago (la cúrcuma causa irritación, náuseas, diarrea)
  • Medicamentos para la diabetes (la cúrcuma provoca hipoglucemia)
  • Anemia / deficiencia de hierro

Dosificación

Según un estudio de la Universidad de Maryland de la Guía de Medicina Complementaria y Alternativa, hay directrices específicas para cada forma de cúrcuma:

  • Raíz cortada – 1.5-3 gramos por día
  • Polvo – 1-3 gramos por día
  • Extracto fluido (1: 1) 30-90 gotas por día
  • Tintura (1: 2) 15-30 gotas, 4 veces al día
  • Suplemento en polvo estandarizado: 400-600mg, 3 veces al día

Agrega la cúrcuma a tu plan de nutrición, y considera el uso de otras especias también. Recuerda, la moderación es la clave de todo éxito.

Deja un comentario

error: COJA SU LUCHA BUSCANDO INFORMACION