Cáscara de limón para curar el dolor articular: Use esta receta para despertar sin dolor

Utilizamos el limón para preparar un montón de comidas. Con él aderezamos las carnes, damos sabor a nuestras ensaladas, saciamos la sed en el verano o damos un toque fresco a nuestros postres. Es útil incluso para eliminar una u otra mancha. Sin embargo, pelando y pelando, podemos estar perdiendo la mejor parte.

Casi la mitad de los nutrientes del limón se concentran en su cáscara. Los últimos estudios, reconocen en su cáscara una amplia gama de nutrientes (vitaminas, minerales y fibras) muy necesarios para nuestro cuerpo. Vamos a ver en detalle:

Calcio

Cada 100 g de cáscara de limón contiene 134 mg de calcio. El calcio tiene múltiples funciones en el cuerpo. Está involucrado en los procesos de secreción hormonal, la contracción de los músculos al realizar cierta fuerza y ​​en la transmisión de los impulsos nerviosos.

Potasio

Cada 100 g contiene 160 mg. El potasio permite que el corazón funcione correctamente, reduce la presión arterial y previene las enfermedades del corazón. Además, junto con el sodio, calcio y cloruro, es responsable de conducir la electricidad en el cuerpo. Interviene en el proceso digestivo y la contracción de los músculos.

Vitamina C

100 g contiene 129 mg de vitamina C. Esta vitamina fortalece el sistema inmunológico, ayuda a sintetizar el colágeno y es un anti – oxidante que protege contra los daños radicales.

Fibra

Cada 100 g contiene 10.6 mg de fibra. Normaliza los procesos intestinales, proporciona saciedad (por lo que ayuda con la pérdida de peso), reduce el colesterol y regula el azúcar en la sangre.

Cáscara de limón: Un remedio eficaz para los dolores articulares.

En la cáscara se concentra el aceite esencial del limón, junto con citronela, felandren, ácido cítrico, ácido málico, ácido fórmico, hesperidina, entre otros que funcionan como anti – bacterianos, anti – sépticos y anti – hongos.

Todos estos nutrientes como un todo, actúan sobre las articulaciones, ayudando a la relajación de los vasos sanguíneos. A su vez, funcionan como un cuerpo anti – inflamatorio.

Ahora que conocemos todas sus propiedades y lo beneficioso que es para las articulaciones, vamos a saber cuál es la mejor manera de preparar un excelente remedio natural y aprovechar al máximo sus cualidades. La realidad es que no toleraremos consumir las cáscaras a cucharadas, aprendemos a realizar el siguiente remedio natural.

Remedio natural con cáscara de limón para tratar las dolencias de las articulaciones

Ingredientes
  • 2 cucharadas con aceite de oliva extra virgen
  • 2 grandes limones orgánicos (de esta manera nos aseguramos de que la cáscara no contenga productos químicos)
  • 10 hojas de eucalipto
  • Un recipiente hermético con tapa
Preparación
  1. Lavas bien los limones. Pélalos lejos de la piel blanca debajo de la corteza. La parte blanca no la usaremos.
  2. Colocas las cáscaras en el recipiente y viertes el aceite de oliva sobre ellos hasta que estén completamente cubiertos.
  3. Agregas las hojas de eucalipto. Comprueba que las hojas también estén sumergidas en el aceite.
  4. Tomas el recipiente y dejas reposar en un lugar fresco y seco durante dos semanas.
Uso
  • Una vez transcurrido el tiempo indicado, el remedio se utiliza directamente sobre el dolor.
  • Humedeces una gasa limpia con un poco de este aceite y colócalo sobre el área adolorida. Cubres la gasa con algo, una bufanda o algo similar. La idea es que el aceite actúe directamente sobre el dolor y que la articulación esté en calor permanente. Es necesario que este calor no se disperse.
  • Realiza este tratamiento antes de ir a dormir, de esta manera el ungüento actuará toda la noche mientras duermes.

Infusión de cáscara de limón

Te recomiendo que también pruebes esta infusión y obtengas mejores resultados. Algunos beneficios que obtendrás al consumirlo son:

  • Alivia la tensión muscular
  • Lucha contra el mal aliento
  • Ayuda al proceso digestivo, produce menos gases y desinfla los intestinos.
  • Alivia el dolor en las piernas y los brazos. Es un potente anti – inflamatorio.
  • Fortalece el sistema inmunológico
  • Regula la presión arterial
Ingredientes
  • 2 limones
  • 1 l de agua
  • Endulzante de tu elección
Preparación
  1. Pelas los dos limones dejando la piel blanca unida a la fruta.
  2. A continuación, retiras las semillas y exprímelas.
  3. Colocas el litro de agua y las cáscaras en un recipiente. Llevas al fuego.
  4. Una vez que empiece a hervir, déjalo durante 15 minutos y retiras del fuego.
  5. Añades el jugo de los limones y endulzas a gusto.
Uso

Bebes esta infusión dos veces al día, mientras que realizas el tratamiento con el ungüento y te darás cuenta de cómo tus articulaciones comienzan a fortalecerse de nuevo.

Deja un comentario

error: COJA SU LUCHA BUSCANDO INFORMACION